logo Denominacional;

logo Denominacional;

viernes, 29 de enero de 2010

Dia del Pastor de mi amado amigo Pastor Alex Garcia, IEUPR Indios 30/aagosto/2009

Un camino genuino de adoración
Joh 4:23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren.
Hoy nos reunimos para adorar a nuestro Señor y a su vez para celebrar la vida, el ministerio de un amado pastor, el cual puedo decir con alegría y orgullo es más que un amigo para este servidor: además de compañero en el ministerio, es un compañero del camino, alguien con quien he desarrollado una hermandad, una confianza en la cual hemos compartido nuestras alegrías, así como nuestras tristezas, nuestras lágrimas y nuestras aspiraciones y sueños tanto como pastores así como personas.
Puedo decir en esta mañana que este amado compañero ama a su familia con pasión; está profundamente enamorado de su señora, de la cual habla constantemente maravillas, ¿de dónde usted piensa que salen 4 criaturas hermosas sino de un amor intenso? Quiero también hacer constar que este varón ama esta obra y cada una de sus ovejas. Se preocupa por dar un buen ejemplo como siervo de Dios para sus ovejas, se acuerda de los detalles de la vida de su gente. Alex, mi hermano del camino, queremos celebrar y reconocer tu ministerio, tu vida y tu pastoral.
Hoy queremos reconocer como el acto supremo de adoración tu respuesta al llamado divino. Todos y todas tenemos un llamado que cumplir, que lo podemos escuchar del llamado de Jesús busca adoradores que lo hagan en espíritu y verdad.
¿Que mejor forma de ser un adorador que respondiendo al llamado que cada uno tenemos de nuestro Dios y convertir ese llamado en un estilo de vida que de toda la gloria, honra y adoración a nuestro Señor? Hoy celebramos la vida de nuestro amado pastor ya que cambió todo lo que pudo llegar a ser o soñar personalmente por esa oportunidad de seguir la voz que le llamó y le comisionó a este ministerio, que no es fácil, pero es hermoso.
Para cumplir ese llamado del Dios de la vida, hay que responder afirmativamente al llamado de Dios para servirle. Tú debes conocer para que Dios te puso en esta tierra, es tu deber como creyente buscar ese llamado y cumplirlo.
Hay unos requisitos que cada adorador debe cumplir para responder su llamado y para ser fiel al Dios que nos llama a vivir en su presencia. Para poder ser adoradores que responden al llamado de Dios hay que
• Salir con reverencia y humildad al encuentro de Dios de vida: cuando pensamos en que el Dios creador del universo decide de su propia voluntad e iniciativa amarnos tal como somos, relacionarse con nosotros y nosotras a nivel personal, decide caminar contigo y conmigo cada día, ser nuestro salvador, nuestro sanador, a pesar que como seres humanos le podemos rechazar o dar la espalda, debe llenarnos de un sobrecogimiento que nos lleve a cada día llegar con humildad y arrepentimiento ante nuestro Padre celestial. Según el evangelio de Marcos, las mujeres que llegaron al sepulcro experimentaron una emoción que nos puede guiar a lo que debemos experimentar. Según el texto en griego la palabra usada es el verbo ἐφοβοῦντο lo que podría describirse como un asombro indescriptible. “aunque el texto cuenta que las mujeres se asustaron, la huída, el terror, el asombro y el silencio describe lo que podemos considerar la reacción apropiada ante un Dios que desgarra los cielos y elimina la frontera entre lo sagrado y lo profano y que abre los sepulcros y suprime esa última frontera humana entre la muerte y la vida” . No renunciamos a llegar con alegría a la presencia del Señor ni venimos para sentirnos mal, pero nos sentimos tan impresionados con su demostración de amor por sus criaturas que tomamos la decisión de servir con pasión, entrega y compromiso al Dios que nos llama. No debe haber ni una onza de orgullo o pretensión ante la presencia del Señor. Allí llegamos tal como somos, ante un Dios que nos abraza, nos ama y nos usa para expandir su Gloria y su Reino. Pastor, para mantenernos cerca del Señor debemos velar por sentir esa humildad ante nuestro Dios que nos lleva a vivir en su presencia asombrados. La presencia del Señor nos debe impresionar, porque Dios no es rutinario, el siempre tiene algo nuevo para su pueblo. Cuando estamos en humildad ante la majestad del Dios que llama…
• Entramos en el terreno del Dios que nos sorprende: el Dios de la vida está abriendo caminos nuevos, novedosos, tremendos para la Iglesia y para aquellos que responden al llamado a ser adoradores cada día. Lo grandioso es que esos actos se producen en la vida cotidiana cada día. Como el Espíritu va donde quiere y no puede ser encerrado por nadie, la Iglesia, el Pastor y aquellos que responden al llamado de Dios caminan a la expectativa del Dios que está obrando poderosamente y aprenden a reconocer al Espíritu en su vida diaria, mas allá de las fronteras del Templo, doquiera que se está afirmando la vida abundante allí está Dios. la Iglesia tiene que ir de la mano del Espíritu, por tanto hay que aprender a lanzarse al vacío de la mano del Espíritu de las posibilidades. La Iglesia y el pastor que caminan de la mano del Espíritu de la vida, aprender a soñar y a creer. Hoy necesitamos soñar porque nuestra gente ha dejado de soñar, hoy hay que creer porque la gente ha dejado de creer. El domingo pasado en nuestra congregación tuvimos un pastor amigo invitado y dijo algo que me parece pertinente compartir. Nos contaba que un día en su oración el Señor le dijo que pusiera muchas sillas, aunque no estuvieran llenas, porque Dios va a llenar cada una de ellas. Pero algo que me pareció interesante y que está pasando en nuestra congregación, es que Dios le dijo que la gente que traería comenzarían a experimentar cambios, pero al paso que Dios los llevaría. Eso es novedad del Espíritu, dejarlo trabajar en cosas pequeñas, solo encargarnos de estar preparados y preparadas para trabajar del equipo del Espíritu. Cuando estamos en sintonía, humildes y humillados ante la mano del Señor, podemos ser entonces….
• Un pueblo pertinente: Dios quiere hoy tener un pueblo, un pastor y gente que ha respondido al llamado de forma humilde, humillado que se acerque a la gente de este mundo y pueda hablar con su testimonio de forma poderosa del poder y la gloria de Dios que han conocido. Un pueblo que habla de solidaridad, que vive la solidaridad, que respira paz y comunica paz, un pueblo que habla de hermandad y vive en hermandad, es un pueblo que habla con autoridad y propiedad. Lo triste es que muchas Iglesias han dejado de dar esa impresión a la sociedad. tenemos que entender que muchos han dañado el testimonio público de la Iglesia, por tanto es tiempo de esforzarnos por dar un testimonio poderoso de la obra de Dios en nuestras vidas para que volvamos a ser alternativa para nuestras comunidades. En nuestras comunidades llenas de personas deprimidas, sin empleo, sin esperanza, con agudos problemas de violencia, la Iglesia no será pertinente si es grande o sabe mucha Biblia, será pertinente si tiene un testimonio que la haga pertinente en la comunidad, si ha sabido ser buena representante del Cristo vivo ante la comunidad. para ser esa Iglesia, tenemos que tener ese sentido de asombro ante la santidad del Dios que se acerca y hay que estar conectado al Espíritu de la vida, para entonces ser esa Iglesia poderosa, que va guiada de la mano del Espíritu, donde cada persona cumple su llamado y esto nos cualificará para ser verdaderos adoradores como los que el Padre está buscando.
• Llamado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada